"Moras, Sombras, Estrellas"


“Moras, Sombras, Estrellas” inaugura la nueva temporada de La Querida, pero es una escusa para vernos, abrazarnos y contarnos mil asuntos nuevos y antiguos.
Es una escusa para ir a por moras a brazo descubierto, regresar presumiendo de arañazos y morones que pondremos a cocer, para que después “el chino” haga su trabajo, y convertir esos morones en la mejor mermelada del mundo.
Es una escusa para poner en común una cena “de traje” en el jardín de La Querida y compartir la comida y las sombras que los árboles proyecten en la pared y en la imaginación desorbitada por el vino y la buena compañía.
Es una escusa para disfrutar de un cielo limpio cuajado de estrellas, y ojalá que se escuchen muchos
“¡toma estrellón!” al tiempo de los deseos.
Os esperamos pues, sin escusa, a las 8 de la tarde, armados de cota de  malla, guantes y calabozo de mango largo por si las zarzas, que son muchas y traicioneras, pero puede que una simple ropa vieja de manga y pernera larga por si los enganchones valga.
Os esperamos con saco de dormir para ver el cielo de septiembre, que ya las noches son más frescas.
Os esperamos con “el traje” que traigáis para la cena comunal (lo mismo a alguien le da por traer croquetas, jiji)
Y os esperamos también con los brazos abiertos para disfrutar todo aquello que queráis compartir: cuentos, risas, recuerdos, secretos, locuras, visiones..., que la noche es larga y el desayuno rico.
Un abrazo enorme a todas las que os habéis apuntado (rabiad un poquito los rezabeantes y titugados que os habéis quedado sin plaza 😜), y os esperamos el sábado 7 de septiembre al atardecer.